mobile

¿Aún no tienes una cuenta con Sendity?

Prueba nuestro servicio y benefíciate de la promoción de bienvenida. Regístrate gratis y recibirás de forma automática 5€ de descuento.

¿Cómo funciona Sendity?

  • 1. Selecciona el país al que quieres enviar el dinero y el importe.

    Una vez selecciones el país de destino y el importe que deseas enviar, podrás ver el detalle con los costes del envío que apliquen así como el tipo de cambio real en el momento.

  • 2. Regístrate de forma gratuita o Inicia sesión en tu cuenta.

    Toma unos pocos minutos crear tu cuenta y solo necesitarás un correo electrónico y un número de teléfono para crear una cuenta.

  • 3. Introduce los datos del destinatario.

    Facilita el nombre completo de la persona que recibirá el dinero en destino, así como su información bancaria. Puedes guardar los datos en tu perfil para repetir futuras transacciones si así lo deseas.

  • 4. Verifica tu identidad.

    La regulación vigente nos obliga a verificar también la identidad de la persona que envía el dinero. Para ello, solo tendrás que adjuntar una foto de tu documento de identidad.

  • 5. Realiza el pago por el importe de la transferencia.

    Si todos los datos están correctos, y quieres seguir adelante con tu envío, confirma y realiza el pago por tarjeta bancaria (crédito o débito).

  • ¡Tu dinero ya está en camino!

    En cuanto hayamos confirmado tu transferencia, podrás rastrearla en tu área personal o con el código único que te facilitaremos.

girl

Remesas sin sorpresas.

 Lo que ves es exactamente lo que te cobraremos por el envío y lo que recibirán en destino. Sin comisiones ni tasas ocultas.

 

boy
  • BrandIcon-1
    Somos 100% transparentes en nuestros precios.
  • BrandIcon-1
    Tenemos licencia del Banco de España para enviar dinero a 16 países de latinoamérica. Con todas las garantías legales.
  • BrandIcon-1
    No compartimos tus datos personales con nadie. Toda la información que nos compartas sobre ti y los destinatarios se queda con nosotros. No cedemos en ningún momento tu información ni tus datos a terceras empresas. Lo que pase entre tú y Sendity, se queda exclusivamente entre nosotros.

Disponibles las 24 horas del día para ti

¿Tienes dudas sobre el servicio? Nuestro equipo está a tu disposición para ayudarte las 24h del día, estés donde estés. Puedes contactarnos por Whatsapp o por email antes, durante, o después de haber realizado una transacción. Estamos aquí para ti. 

¿Cómo movemos el dinero a tu país?

Invirtiendo en un servicio ágil, honesto y con un precio justo. Nuestra responsabilidad contigo va más allá del negocio por eso queremos mostrarte cómo hacemos posible que tu dinero llegue a destino de forma rápida y segura.

  • 40% - Red de socios en Latinoamérica
  • 20% - Equipo Sendity
  • 15% - Tecnología y Seguridad
  • 15% - Operaciones y Marketing
  • 10% - Comisiones financieras
* Porcentajes sobre datos 2021. Hemos simplificado las comisiones con un precio fijo para cubrir nuestros gastos, y un pequeño importe variable en función de lo que envías, que va directamente a nuestros aliados en Latinoamérica.

Conoce más sobre nosotros

  • Finanzas
    2021-12-07
    ¿Conoces la diferencia entre un préstamo y un crédito?

    Actualmente existen entidades bancarias que brindan a sus clientes variedad de productos financieros, entre los cuales destacan el préstamo y el crédito. Sin embargo pocas personas conocen las características y diferencias que existen entre ambos, por ello en este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre préstamo y crédito.

    ¿Qué es un crédito?

    El crédito o línea de crédito es un contrato entre una entidad crediticia y su cliente. En este contrato se acordará que el cliente o acreditado disponga de una cantidad de dinero determinada.

    El dinero dispuesto a través de un crédito está a disposición del cliente durante un determinado periodo de tiempo. Durante ese tiempo podrá disponer de la cantidad que necesite en cada momento, ya sea una pequeña cantidad o el límite máximo del crédito. El momento y la cantidad utilizada la decide el cliente. Los intereses se pagarán solo por la cantidad utilizada, no por la totalidad del dinero dispuesto a crédito.

    La devolución de un crédito también la decide el cliente, ofreciendo una gran flexibilidad. Durante el tiempo de vida del crédito puede devolver las cantidades que considere oportunas. 

    El crédito devuelto vuelve a estar a disposición del cliente hasta que el mismo finaliza.

    Otro aspecto importante sobre el crédito es que el beneficiario podrá solicitarlo periódicamente, siempre y cuando no posea retrasos en el pago de sus cuotas y disponga de saldo a favor. Esto quiere decir que su solicitud de crédito no debe exceder el monto fijado por la entidad que lo proporciona.

     

    ¿Qué es un préstamo?

    El contrato de préstamo entre una entidad y un cliente determina todo el funcionamiento de la vida del préstamo. Al inicio de la operación, tras firmar el contrato, el cliente recibe una cantidad de dinero fijada. A partir de ahí, el cliente tendrá que hacer devolución de las cuotas periódicas pactadas.

    Lo habitual es que esas cuotas pactadas sean del mismo importe durante toda la vida del préstamo. Cada cuota incluye una parte de devolución del dinero prestado y una parte de intereses.
     

    Principales diferencias entre crédito y préstamo

    Aunque son similares, encontrarás que estos productos financieros cuentan con diferencias importantes que debes conocer. Únicamente así podrás escoger el más adecuado a tus necesidades y posibilidades de pago, estas son:

    - Flexibilidad: El crédito es más flexible que el préstamo ya que puedes disponer del dinero que necesitas en cada momento dentro del límite de crédito establecido en el contrato.

    - Intereses: El crédito suele tener intereses más elevados que el préstamo. Sin embargo, en el crédito solo pagas por lo que uses aunque el límite sea mayor. Por su parte, en el préstamo pagas intereses por todo el importe recibido desde el primer momento.

    - Finalidad: la línea de crédito son pedidas frecuentemente por pequeñas empresas o autónomos que buscan un colchón al que recurrir en ciertos momentos de falta de liquidez. Por su parte, los préstamos suelen estar destinados a financiar compras de particulares que se caracterizan por ser puntuales y de altos importes.

    Además hay que tener en cuenta:

    • Una vez que los créditos han sido solicitados y aprobados, pueden ser utilizados de forma parcial o total, de acuerdo a la necesidad del beneficiario. Por otra parte, cuando el préstamo es aprobado se adjudica al prestatario que deberá recibirlo en su totalidad, sin la posibilidad de hacerlo en forma parcial.
    • Los préstamos suelen requerir mayor documentación y suelen ser ligeramente más difíciles de obtener que los créditos, ya que estos últimos requieren menos documentación y por lo tanto el proceso es más rápido.
    • Los préstamos por lo general se realizan para sumas de dinero mucho más altas que los créditos, ya que estos últimos pueden fluctuar entre sumas bajas, medias y ligeramente altas, aunque rara vez pueden ser sumas mayores a las de un préstamo.
    • En estrecha relación con el punto anterior, es importante mencionar que la documentación a consignar para solicitar un préstamo o un crédito es particular en cada caso, aunque puedan existir documentos en común, muchos otros son particulares para cada instrumento financiero.

    Resulta evidente que para solicitar un préstamo o un crédito es necesario que tengas presentes todas estas diferencias, de modo que puedas escoger la alternativa más adecuada a tus necesidades, por lo tanto te recomendamos aclarar todas tus dudas antes de realizar cualquier solicitud a tu agencia bancaria de confianza.

    Precauciones a la hora de pedir financiación

    Los productos de financiación son variados pero independientemente de cuál se solicite hay una serie de recomendaciones universales.

    Analizar más de una opción. Puede que en una entidad te hayan tratado muy bien y quieras firmar desde el primer momento con ellos pero no te olvides de comparar. Conocer el mercado es importante para asegurar que estás contratando el mejor producto para cubrir tus necesidades.

    Leerse el contrato de principio a fin antes de firmar. Que no te paren las prisas o la pereza. Leer el contrato en su totalidad es esencial para ser consciente de lo que se está contratando y saber las obligaciones o derechos que supone.

    - Asumir cuotas de devolución viables. La situación económica de cada persona determinará las cuotas que podremos asumir en el futuro. Hacer números y no embarcarse en una deuda difícil de asumir es fundamental para que la financiación no se convierta en una mala decisión.

     

    Esperamos haberte ayudado a reconocer las diferencias entre crédito y débito. 

  • Viajar a España
    2021-11-24
    ¿Qué se necesita para obtener la nacionalidad española?

    La ciudadanía española es un derecho que puedes conseguir y que te permite vivir indefinidamente en España; a la vez que te otorga ciertos beneficios, como el derecho al voto o a la libre circulación y trabajo dentro de la UE.

    La forma más común de obtener la nacionalidad española es por derecho de nacimiento. Siempre que hayas nacido en España y tus padres sean españoles, te conviertes directamente en un nacional del territorio español al nacer.

    No obstante, el Código Civil acepta otros procedimientos que pueden permitirte, como extranjero, conseguir el pasaporte español. Por ejemplo, como regla general, aquellos extranjeros que han vivido en España durante 10 años pueden obtener la nacionalidad (nacionalidad por residencia).

    Pero existen otros caminos, y eso es lo que descubriremos en este artículo. Existen 3 formas de conseguirla siendo migrante: la ciudadanía por matrimoniopor descendencia, y por opción; así que sigue leyendo porqué es muy probable que puedas conseguirla. ¡Y quizás mucho más rápido de lo que pensabas!

     

    Cómo conseguir la nacionalidad española 

    En términos jurídicos la nacionalidad es el vínculo que relaciona a una persona con un estado. Se considera un derecho fundamental y por ello todas las personas tienen, al menos, una nacionalidad. Ese vínculo jurídico le otorga a la persona unos derechos pero al mismo tiempo también unas obligaciones.

    La nacionalidad no sólo se consigue al nacer  en un país. En España, se puede conseguir la nacionalidad por varias vías:

    1. Nacionalidad por residencia: Para obtener la nacionalidad por esta vía debes  residir en España de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la solicitud durante los siguientes plazos: 
    • 10 años de residencia (régimen general) 
    • 5 años para aquellas personas que tengan la condición de refugiado.
    • 2 años: para los nacionales de países Iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o países sefardíes
    • 1 año: para el que haya nacido en territorio español, el que lleve un año casado con ciudadano español, el nacido fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela que originariamente hubieran sido españoles.
    1. Nacionalidad por opción: Tendrán derecho a adquirir la nacionalidad española por esta vía:
    • Aquellas personas que estén o hayan estado sujetos a la patria potestad de un español.
    • Aquellas personas cuyo padre o madre hubiera sido español y hubiera nacido en España.
    • Aquellas personas cuya determinación de la filiación (la determinación de la filiación significa establecer quiénes son los padres de una persona) o nacimiento en España se produzca después de los dieciocho años de edad. En este supuesto, el plazo para optar a la nacionalidad es de dos años desde que se determina la filiación o el nacimiento.
    • Aquellas personas cuya adopción por españoles se produzca después de los dieciocho años de edad. En este caso el derecho a optar existe hasta que transcurra el plazo de dos años a partir de la constitución de la adopción.
    1. Nacionalidad por filiación:  Este tipo de permiso implica una relación entre dos personas, que normalmente es de descendencia. Es decir: un padre o una madre con su hijo. De esta forma, se puede exigir la nacionalidad por ser hijo de una persona ciudadana de un país concreto.

     

    Cada vez son más las personas extranjeras que quieren adquirir esta nacionalidad, de ahí que el Ministerio de Justicia informe en su página web sobre todos los documentos y requisitos necesarios para solicitarla correctamente.
     

    Requisitos para obtener la nacionalidad española

    En España, al igual que en cualquier país del mundo, se necesitan poseer una serie de requisitos para obtener la nacionalidad del país. Cada país rige su normativa y España se caracteriza por ser un país en el que la gestión del trámite no resulta engorrosa ni incómoda.

    Las personas que pueden solicitar la nacionalidad española deben:

    • Tener la mayoría de edad en España (18 años) y, si no, las que ya se encuentren emancipadas; las personas que ya hayan cumplido los 14 años y que vayan acompañados por su asistente legal.
    • Ser representante legal de un  menor que aún no haya cumplido los 14 años o de una persona incapacitada.

     

    ¿Qué documentación debes aportar para obtener la nacionalidad española?

    Lo más complicado a la hora de tramitar la nacionalidad es precisamente coordinar todos los documentos para que estén en su fecha, ya que a veces vencen antes de poder tenerlos todos. Por eso, es muy importante conocer cuáles son estos documentos y dónde deben pedirse.

    1. Partida de nacimiento. Debes solicitarla en la ciudad en la que hayas nacido o donde hayas sido inscrito. Generalmente se necesita que esté legalizada por el Ministerio de Exteriores del país de nacimiento.
    2.  Certificados de antecedentes penales. Se necesitan dos: el del país de origen y el de las autoridades españolas. El primero debe ser expedido en el país de origen del documento y legalizado por vía diplomática. Para pedir el segundo, basta con comprar en un estanco un impreso oficial de certificado de penales y enviarlo por correo al Registro Central de Penados y Rebeldes junto con una fotocopia de nuestro documento.
    3. Certificado de empadronamiento. Se solicita en el ayuntamiento de la localidad en la que residimos.
    4. Certificado de residencia legal en España. Debe solicitarse en la subdelegación del gobierno que nos corresponda.
    5. Documento que acredite que contamos con medios de vida para residir en España. Por ejemplo, un contrato de trabajo o un aval bancario.
    6. Fotocopia del número de identificación de extranjeros o de la tarjeta de residencia.
    7. Fotocopia del pasaporte en todas sus páginas.

    Cuando ya tengas toda la documentación preparada, entrégala en el Registro Civil. Ellos se encargarán de enviarlos al Ministerio de Justicia y, cuando llegue, te lo harán saber  mediante notificación por escrito. Cuando la solicitud sea válida y tu nacionalidad sea efectiva, deberás seguir tramitando la nacionalidad con el Registro Civil. Es un proceso largo, sí, pero vale la pena. 

     

    Beneficios y ventajas de obtener la nacionalidad española

     Existen 5 beneficios principales que podrás disfrutar al convertirte en ciudadano español una vez tengas la nacionalidad:

    1. Papeleo y trámites más fáciles

    Si solicitas la ciudadanía española, te será mucho más fácil navegar por la burocracia española al realizar cualquier tipo de trámite administrativo, sea del tipo que sea. Pues para los inmigrantes siempre se exige pasos extra o la aportación de documentos adicionales. 

    2. Obtención del derecho a voto

    Los expatriados que viven en España a largo plazo pueden conseguir la opción a voto en el país.

    3. Libre movimiento

    Como ciudadano español, tendrás derecho a entrar de forma libre a 183 países con tu visado en  mano durante la llegada.

    4. Pasaporte de la UE

    También se te otorgará el derecho a vivir y trabajar en cualquier lugar que desees dentro de la Unión Europea, sin ningún tipo de problema.

     5. No Spainexit

    No se contempla la opción de que España abandone la Unión Europea en los años que están por venir. Por lo tanto, estos beneficios tampoco van a cambiar y expirarán durante los próximos años: podrás disfrutar estas ventajas de forma indefinida
     

  • Universo Sendity
    2021-11-12
    Cómo enviar dinero a Latinoamérica con Sendity

    Enviar dinero al extranjero con Sendity es tan sencillo, seguro y transparente como si lo hicieras dentro de España. En Sendity facilitamos las transferencias online de forma instantánea y sin sorpresas. ¿Esto qué quiere decir? Que no  hay  comisiones ocultas y  que utilizamos el tipo de cambio real del mercado para que tu familia reciba el dinero de forma ágil y a un precio justo.

    De momento nuestro servicio se puede usar en toda Europa incluyendo España y permite enviar dinero a Latinoamérica en distintas monedas, siempre y cuando el país acepte transferencias de dinero en una divisa diferente a la local. Aunque recuerda, el pago de transferencia siempre se realizará con una tarjeta en Euros.

    Igualmente, a pesar de ser una empresa cien por cien digital, la entrega del dinero no tiene que ser solamente en cuenta bancaria sino también ofrece la posibilidad de retirar el dinero de forma física a través de recogida en ventanilla en el lugar de destino. 

    Es decir, si la persona no tiene cuenta bancaria en alguna entidad de un país seleccionado, bastará por acercarse a cualquier oficina para recoger el destino en efectivo directamente en ventanilla. Recuerda que tendrás que presentar un documento de identidad a nombre de la persona a la que va dirigida la transferencia. Pero presta atención que te contamos brevemente cómo funciona Sendity. 


     

    Así de fácil es hacer un envío de dinero con Sendity

    A día de hoy con Sendity puedes enviar dinero a casi todos los países de Latinoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador,  El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú y  Uruguay.

    Pero lo mejor del proceso es que Sendity siempre te ofrece el tipo de cambio real del mercado. No hay recargos de última hora. Es por lo que ahorrarás mucho dinero en comparación con otros bancos y proveedores online. Sea cual sea el importe y el país de envío de dinero. 

    Así que apunta bien que te contamos el proceso de forma detallada: 

    1. Indica el país al que quieres enviar el dinero y el importe. Una vez selecciones el país de destino y el importe que deseas enviar, podrás ver el detalle con los costes del envío que apliquen así como el tipo de cambio real en el momento.

    2. Regístrate de forma gratuita o Inicia sesión en tu cuenta. Crea tu cuenta en unos minutos (sólo necesitarás un correo electrónico y un número de teléfono para crear una cuenta) y ¡voilá! ya puedes empezar a operar. Es importante que sepas que durante este proceso te pediremos validar tu identidad. La regulación vigente nos obliga a verificar la identidad de la persona que envía el dinero para cumplir con los estándares de seguridad. Para ello, solo tendrás que adjuntar una foto de tu documento de identidad.

    3. Introduce los datos del destinatario. Facilita el nombre completo de la persona que recibirá el dinero en destino, así como su información bancaria. Puedes guardar los datos en tu perfil para repetir futuras transacciones si así lo deseas.

    4. Realiza el pago por el importe de la transferencia.Si todos los datos están correctos, y quieres seguir adelante con tu envío, confirma y realiza el pago por tarjeta bancaria (crédito o débito) y... ¡Tu dinero ya está en camino! En cuanto hayamos confirmado tu transferencia, podrás rastrearla en tu área personal o con el código único que te facilitaremos. Si estás enviando el dinero a una cuenta bancaria, el receptor tan solo deberá esperar a que se deposite el dinero en su cuenta. 

    Si estás enviando el dinero para ser recogido en efectivo, deberás guardar el ID de seguimiento que se te proporciona. Con ese código el destinatario podrá acceder al dinero junto con la presentación de un documento de identidad. 

    ¿Cómo sabrás que el beneficiario ha recibido el dinero? Sendity informa por correo electrónico. Un proceso rápido, eficaz y casi instantáneo. 


     

    ¿Cuánto tarda en llegar la transferencia a destino?

    El tiempo que tardamos en procesar y enviar el dinero puede variar en función del método en el que recibirán el dinero en destino: envío a cuenta bancaria, recepción en ventanilla, etc.

    La forma más rápida de recepción del dinero en destino es mediante recogida en ventanilla y la más lenta es la transferencia a una cuenta bancaria ya que intervienen más intermediarios en el camino. En cualquier caso, si las transferencias de dinero se realizan en horario laboral generalmente llegarán a destino en un plazo de 30 minutos, hasta un máximo de 72 horas en caso de realizarse en fin de semana.

    En cualquier caso, desde Sendity nos comprometemos a que todas y cada una de las transferencias de dinero lleguen en el menor tiempo posible a destino, siendo el máximo de 24h desde que el pago se ha validado correctamente.


     

    Únete a las #RemesasSinSorpresas. Te regalamos 5 euros en tu primer envío de dinero

    Lo mejor de lo mejor es que te regalamos 5 euros de bienvenida para que pruebes nuestro servicio y puedas ahorrar en tu primer envío de dinero. Sin preguntas. En el momento del pago verás como se te aplica de forma automática 5 euros de descuento sobre el total del importe a pagar. 

    De esta forma ya no tienes excusas para no comprobar por ti mismo cómo de sencillo es enviar dinero a casa con Sendity. 

    Crea tu cuenta gratis ahora y empieza ahorrar. 


     

map2

Disponibles en
más de 17 países

  • flag1ESP
  • flag1ARG
  • flag1BOL
  • flag1BR
  • flag1CL
  • flag1COL
  • flag1CRI
  • flag1DO
  • flag1ECU
  • flag1SV
  • flag1GTM
  • flag1HN
  • flag1MEX
  • flag1NIC
  • flag1PAN
  • flag1PE
  • flag1URY
  • flag1MA

Sendity opera bajo licencia de RevoluPAY EP S.L.U. RevoluPAY EP es Entidad de Pagos autorizada, supervisada por el Banco de España e inscrita en el Registro de Entidades con número de licencia 6900.